Google+ Followers

domingo, 6 de diciembre de 2015

aunque sea tarde...


ATARDECER OTOÑAL

La intensidad del sol cada vez es menos.
Los rayos del sol calientan menos y se cuelan
entre las pocas hojas que aún quedan en los árboles;
provocando así un efecto más de la luminosidad
de los colores de las hojas.

Noto uno de esos rayos en mi cara y cierro los ojos,
entonces empiezo a pensar que soy una de esas hojas;
me caigo de un árbol y comienzo a bailar una danza antigua,
de la cual, sólo el viento y yo sabemos cuáles son los pasos.

Me dejo llevar por el viento, mientras el sol va acariciando mi cara, mis brazos, mi piel… 
Es una sensación única que no puedo acabar de describirla bien; es como bailara y volara al mismo tiempo…

Son sensaciones de un atardecer otoñal…

No hay comentarios:

Publicar un comentario